20150104




Bueno. ¿Qué pasó que vuelve KYT?. Eh Eh. Que pasaaaa.

 Pasó que ayer vi la peli australiana The Babadook (Jennifer Kent, 2014) y como decíamos con Ezequiel Rivero a principios de este siglo: "Me posteo encima".  

¿Porque? Porque creo que es la mejor película de terror que veo desde, mmmm, desde...bueno, no sé,  pero hace mucho tiempo que no veía una tan, pero tan buena. No quiero dar mucho color, por el tema de que no esta bueno elevarle demasiado las expectativas a la gente antes de que vea una película, pero esta es una de esas películas que las ves y te das cuenta inmediatamente que estas ante un nuevo clásico del género.

 No voy a analizar en detalle la trama porque no quiero contar mucho sobre la historia, por el simple hecho que no quiero spoliarles nada de la trama.  Pero es un thriller psicológico, sobre una madre que vive en una casa sola con su hijo. Este es huérfano de su padre, ya que el mismo murió en un accidente automovilístico cuando llevaba a la madre parir al hospital (haciendo que el  cumpleaños del pibe coincida con el aniversario de la muerte del padre. Si si: todo mal). 
 El niño crece así en un ambiente y una situación bastante delicada, que  ha fomentado la ya de por si activa imaginación y el miedo a los monstruos, típicos de los niños, pero a un extremo que roza lo patológico (en este caso el miedo es a un símil cuco llamado The Babadook). Esto le trae problemas en la escuela y en la relación con otros niños. Ese comportamiento poco sociable hace que la situación de aislamiento se retroalimente: cuanto mas aislado esta, menos contacto con la realidad tiene y esto se vuelve mas extremo cuando el niño no puede continuar en la escuela por su extraño comportamiento, quedando solo con la madre (con sus propios traumas, culpas y creciente fragilidad mental) encerrado en una  enorme casa victoriana, llena de recuerdos del reciente pasado familiar. La casa es prácticamente un personaje más y fue construida especialmente para el film.

 No voy a contar más de la trama. Pero voy a señalar algunos elementos que me gustaron del filme: 

-Perfecto manejo del lenguaje cinematográfico en lo que se refiere a lo narrativo y su vinculación con lo estético, que hacen que el filme mantenga un perfecto equilibrio entre los niveles de lo sobrenatural y lo terrenal, que es por donde generalmente oscila el desarrollo usual de este género, pero no siempre esta tan bien logrado y es donde muchas veces se falla cuando se quiere hacer una película de este tipo.  En lo que se refiere específicamente la puesta en escena, destaque especial para la cuidadísima fotografía, que logra mantenerse expresiva y elegante, sin caer en ese tan costumbre tan actual de ser tan destacada al punto de resultar distractora de la trama. 
 (Eso de "Mira que lindo plano eh?, mirá que linda foto eh, mirá como esta todo re simetrico eh eh, que capo que soy eh eh". Tas sobrevaluado Wes Anderson!)

- Siempre digo que en las películas de terror (por lo menos en las buenas) la parte sobrenatural del terror que se manifiesta  esta siempre acompañado (o incluso sostenida) con una exploración de miedos más terrenales y cercanos al espectador ( ya sean miedos concretos de un tiempo, espacio o cultura o miedos mas universales) pero siempre de miedos con los que el público se puede sentir mas identificado que al miedo a un monstruo fantástico. En este caso, ese miedo explotado esta vinculado con la a veces complicada experiencia de criar un hijo y de los sentimientos contradictorios de amor y odio que esta puede causar.  Un tema del que se habla poco y no se trata muy seguido en el cine nuestra cultura, que suele glorificar e idealizar la maternidad sin hablar nunca nada de ningún aspecto del tipo negativo (o por lo menos, ambiguo) que esa experiencia puede llegar a tener. La película lo hace muy bien, y con un tratamiento cuidadísimo, acertado y muy actual (esta por ahi el tema de endrogar a los niños para que se tranquilicen), y con una visión que se apoya muy bien desde una perspectiva muy femenina. Se nota que la directora debutante (la ex actriz Jennifer Kent) es mujer. También se nota que es ex actriz, ya que parece haber  trabajado sobre este tema muy de cerca con la actriz protagonista, Essie Davis.

-La película se basa en recurso, modelo y tradición de historias de El Monstruo/Mal/Maldición no-se-va-a-ir-hasta-que el protagonista enfrente su conflicto/trauma no resuelto del pasado.Tradición casi modélica del genero fantástico de Lejano Oriente (no solo en películas de terror, sino que en sus historias tradicionales, lo que tiene que ver con la cultura y cosmovisión japonesa) pero no tan común (o por lo menos, tan explicito) en la cultura occidental. Este préstamo se deba probablemente a la gran influencia y vitalidad de genero de terror oriental en los últimos años, pero que aquí, cuenta con un pequeño giro al final (¿un giro occidental quizás?) que no voy a discutir tanto ahora porque no quiero arruinarles el final la historia y QUIERO QUE VEAN LA PELICULA, pero del que estaría bueno discutir una vez que la hayan visto.

Ta ESO. Una película consciente de su genero y respetuoso del mismo, con un toque a la vez clásico y moderno, pero actualizado, sin caer en el modelo de referenciar superficialmente típico la posmodernidad o (post post o que se llame lo que estemos viviendo ahora).

 Recomendada con amor. Con esto cumplo mi post anual, asi que no nos vemos hasta el 2016, cuando postee desde las Olimpiadas de Rio.

 Trailer de la peli: 





2 comentarios:

jg lagos dijo...

No miro cine de género y trato de no leer lit de género (la ciencia ficción no es un género, aclaro) pero lograste engancharme por el mismo lado que me interesó The Cabin in the Woods (que calculo que para muchos no es de este género), o sea, por la relación entre temores corrientes corrientes y miedos exagerados, estetizados, bizarreados.
Sigmur

mvc dijo...

El revival blogger no podia estar completo sin un comentario de sigmur!

Mirá, yo soy de los que piensan que todas buenas las peliculas de terror se sostienen porque se basan en miedos mas realistas que los monstruos sobrenaturales que figuran literalmente en la ficción de la pelicula. Esos miedos pueden ser universales y casi que eternos (el miedo a la oscuridad o a lo desconocido) y otros mas particulares propios de cada época.
No es casual que las primeras peliculas de terror de hollywood el mal este representado por mounstros victorianos de la era precedente, porque supongo que uno de los miedos con los que se jugaba ahi era que los representantes de la epoca anterior salieran a disturbar en la nueva y flamante modernidad. Podria seguir asi con muchos ejemplos a lo largo de la historia del cine, y es generalmente lo que trato de detectar cuando miro y analizo una pelicula de este genero: cual es el miedo real que cada pelicula materializa sublimado en la ficción.
Te recomiendo, si no la viste, una de las mejores pelis de terror que vi de los ultimos años. Eden Lake, inglesa, creo que del 2008, en donde los malos son unos adolescentes planchoides que acosan a una pareja de treintañeros que se querian ir de vacaciones a un lago. La pelicula es bastante angustiante y no hay un solo elemento sobrenatural en la trama, simplemente es el miedo a los nuevos adolescentes que esta representado ahi.
Venia muy bien hablar de esa peli en el momento del plebiscito a la baja, pero se me pasó el tren.